¡Hola! Hoy te propongo un DIY fácil, para que tus hijos puedan dormir o estar acompañados de algo que hayas hecho tu misma y les recuerde a ti, en cualquier lugar. ¿Suena bien, verdad? Se trata de un cojín dormilón, hecho a mano, con mucho mimo. Lo puedes colocar en la cuna, en la cama, en el coche o en la silla de paseo. Incluso ahora, en las vacaciones, te lo puedes llevar de viaje, para que los más peques sigan recordando el calor del hogar, aunque salgan de su entorno habitual y cambien sus rutinas. Este cojín se puede emplear como elemento de apego.

En concreto, yo he elaborado un cojín dormilón con forma de gato. Y he diseñado un molde, que te puedes descargar gratis, para hacerlo tu misma. Enseguida te explico cómo se hace paso a paso. Pero, antes, déjame contarte que se pueden hacer cojines dormilones con infinidad de formas. De hecho, la idea que tengo es ir haciendo más. Así que, si te gusta este DIY, te aconsejo que estés pendiente del blog este verano.

¿Por qué lo llamo cojín dormilón? Pues, la idea surge a raíz de lo mal que duerme mi hijo Yago. Mi peque siempre necesita que esté cerca de él. Y si no puedo estar, tiene que dormir con sus muñecos preferidos. Pues, qué mejor idea, que tener un cojín único, hecho a mano, y si lo puedes hacer tú, pues mejor. Si no, me lo puedes encargar a mi, y yo te haré uno con mucho amor, y cuidando cada detalle. La idea de que tengan los ojos cerrados, principalmente, es para ayudar a crear un entorno que invite al sueño. Y es importante que la madre también lo coja algunos ratos, para que su olor quede impregnado en él.
  • Materiales:

-Molde de cojín con forma de gato. Te puedes descargar gratis éste, que he diseñado yo misma, desde este enlace o haciendo “clic” sobre la imagen.

molde de gato

-Hilos de colores negro, rosa y azul. (Yo tengo este pack de 39 colores, muy económico)
-Aguja de coser.
-Fieltro negro, rosa y azul. (éste es el que yo utilizo)
-Floca para el relleno.
-Tela estampada del color y estilo que quieras. Yo he seleccionado una con cuadritos vichy azules, porque a Yago le encanta este color.
– Un lápiz.
-Tijeras

  • Elaboración:

1. Imprimimos y recortamos el molde del cojín con forma de gato.

cojín gato

 

2. Lo colocamos sobre la tela y marcamos el contorno, de manera que tendremos que dibujar dos gatos iguales, uno para cada lado.
3. Recortamos los dos gatos y en uno de ellos dibujamos la cara.
cojín gato

4. Después, bordamos los ojos y el hocico con hilo negro y aguja.

cojín gato
5. A continuación, recortamos dos círculos rosas iguales de fieltro, que simularán los coloretes del gato, y un triángulo negro, que será la nariz. Después, los coseremos en la cara. Y por ultimo, bordaremos los bigotes.
cojín gato

 

cojín gato

 

cojín gato
6. Planchamos las dos partes y las cosemos por el reverso, dejando libre la parte del rabo.
cojín gato

7. Lo ponemos del revés e introducimos la floca para rellenar el gato.

cojín gato
cojín gato

 

8. Cerramos la parte que nos queda del rabo. La costura será vista, así que puedes hacerla como más te guste. Yo he elegido bordar toda esa parte.

 

cojín gato

 

cojín gato

 

9. Marcamos las rayas de las patas, y bordamos el contorno.
10. Por último, hacemos un pequeño lazo, del que podéis ver el tutorial en este otro post, y lo cosemos en el rabo.

Y… ¡Ya tenemos nuestro cojín dormilón con forma de gato!

cojín gato

 

Si te ha gustado, te animo a que te pongas manos a la obra y lo hagas tu misma. En breve, iré publicando más modelos de cojines dormilones. Y si no te apetece hacerlo, pero quieres uno, contacta conmigo a través de marta@lafabricadelospeques.com, cuéntame tu idea, y te lo hago yo con mucho mimo.
Espero que te haya gustado el DIY de hoy. Te invito a dar un paseo por nuestra sección de manualidades.
¡Un saludo!

 

Pin It on Pinterest

Suscríbete y no te pierdas nada.

Recibe en tu email novedades, regalos y promociones exclusivas.

mailing by Mailrelay

You have Successfully Subscribed!