Aunque el tiempo está tan revuelto que parece que el verano no va a llegar nunca… ¡Ya está a la vuelta de la esquina! Y con él, las vacaciones escolares de los peques. Este es el momento en que las madres y los padres empezamos a hacer encaje de bolillos para cuadrar días y horarios, a mirar campamentos, a consultar la disponibilidad de abuelos, familiares y amigos para que nos echen una mano, etc. Todo ello, con la intención de poder conciliar el periodo estival con el trabajo.

Yo estoy ahora justo en este momento. Y, para algunos días, estoy valorando la opción del campamento. En mi caso, en el propio cole del peque tengo esa posibilidad. Pero, además estoy barajando otras opciones. Así que, por si te sirve de ayuda, hoy quiero compartir contigo algunos detalles importantes que estoy teniendo en cuenta antes de apuntar a mi hijo a un campamento de verano.

Además, tal y como puedes ver en la siguiente imagen, también he diseñado un imprimible gratis, relacionado con el tema del post de hoy, que espero que os resulte útil. Y hablo en plural porque se trata de una plantilla que puedes utilizar con tus hijos, en la que podéis hacer una lista, o varias, con todo lo que necesitaréis preparar para llevar al campamento. La idea es hacer partícipes, desde el principio, a los peques en esta nueva aventura. Puedes descargar gratis el imprimible desde este enlace.

A continuación, como te adelantaba al principio, te comento todo que yo estoy teniendo en cuenta a la hora de elegir campamento de verano para mi hijo:

  • Que el peque quiera ir y esté motivado son dos cosas imprescindibles.

Pasar algunos días de las vacaciones de verano en campamentos, puede ser una buena oportunidad para divertirse, aprender jugando, conocer gente nueva, encontrarse con amigos, practicar algún deporte o hacer excursiones, entre otras muchas cosas. La cuestión es que, a veces, lo que para las madres y los padres son ventajas y buenos propósitos, para los hijos no.

Así que, lo primero que yo he tenido en cuenta con mi hijo, y creo que es fundamental e imprescindible antes de apuntarle a un campamento, es saber si el peque quiere ir o no.  Por supuesto, yo puedo mostrarle todas las ventajas. De hecho, yo de pequeña he ido a campamentos y me lo he pasado genial. Por eso, soy partidaria de que los niños vivan esta experiencia. Pero, si al final, nuestros hijos no quieren ir, en mi opinión, debemos respetar su decisión, y no obligarlos sin más.

Para que nuestros hijos estén motivados con la idea de ir a un campamento, si, como yo, tuviste la oportunidad de vivir esta experiencia y fue positiva, compártela con ellos. También, puedes mostrarles folletos, fotos e información del mismo, llevarlos a visitar el lugar, contarles las actividades que van a realizar allí, la gente que van a conocer, e incluso, si se da el caso, la posibilidad de que alguno de sus amigos se vaya a apuntar también.

De todas formas, si no están convencidos, ni motivados, ni quieren ir, yo sería partidaria de buscar otras alternativas para esos días de vacaciones.

  • Escoger el campamento más adecuado y respetar sus intereses.

Puede que a nosotros, como madres y padres, nos parezca que un campamento de inglés, natación, fútbol o manualidades, entre otros, sea la mejor opción para nuestros hijos. Pero, en mi opinión, debemos respetar sus intereses, ya que son ellos los que van a vivir la experiencia. Y lo principal es que vayan motivados y se encuentren a gusto.

Hay una gran oferta de campamentos de verano. La clave está en escoger el que más se acerque a sus gustos e intereses. Al menos para mi, la idea es que el peque vaya contento, que juegue, que aprenda, que se divierta, que haga nuevos amigos y que disfrute. Si él está feliz, yo también lo estaré.

En este sentido, creo que es una buena idea involucrar a los peques en la búsqueda del campamento y hacerles partícipes, tomar juntos la decisión, valorando pros y contras.

  • Decidir qué tipo de campamento queréis.

Volviendo a la gran variedad de campamentos que hay en la actualidad, podemos encontrarlos de todo tipo. Dependiendo de cual sea nuestra situación, tendremos que valorar si necesitamos que los peques duerman o no fuera de casa, pasen jornada completa o sólo algunas horas. Cada caso es diferente.

Además del horario, otro factor importante a tener en cuenta es la ubicación.  Puedes encontrar campamentos rurales o urbanos. Respecto a estos últimos, que son los que yo estoy valorando,  en muchos colegios, los ofrecen con actividades de verano y comida incluida. Y también, hay otros organizados por ayuntamientos, asociaciones, clubes, lugares de ocio, etc.

  • Valorar con qué presupuesto contáis.

Este factor es importante y decisivo. Cada familia tiene un presupuesto diferente. Así que, además de tener en cuenta todo lo anterior, también es fundamental conocer los recursos de los que disponemos, a la hora de escoger un campamento u otro.

  • La seguridad de tu hijo es lo primero.

Una vez seleccionadas las opciones que más nos gustan y mejor se adecuan a nuestro presupuesto, horarios y necesidades, es muy importante verificar la seguridad de estos campamentos.

Así que, en primer lugar, es imprescindible cerciorarse de que tengan en vigor las licencias y permisos correspondientes, que marca la legislación. También, es fundamental, por supuesto, que dispongan de seguro y cobertura sanitaria.

Otro elemento a tener en cuenta es que las instalaciones estén adaptadas y preparadas para todos los servicios que ofertan, que estén limpias, y que sean confortables.

  • Conocer a las personas que van a estar con nuestros hijos es muy importante.

Por último, para mi es fundamental conocer a las personas que van a estar con mis hijos. De hecho, lo considero una de las cosas más importantes. Así que, además de estar titulados, los monitores deben ser personas válidas para estar con niños.

En este sentido, para mi es fundamental también que sean cercanas, cariñosas, empáticas, y que los peques se encuentren a gusto con ellas. Así que, yo os recomiendo, que si es tenéis la oportunidad, conozcáis a las personas que van a estar con ellos, antes de tomar una decisión.

Y hasta aquí, mis recomendaciones o las cosas que yo he tenido en cuenta a la hora de elegir un campamento de verano para mi peque. Si al final, os decidís por esta opción, espero que la experiencia sea estupenda. Y os recuerdo que podéis utilizar nuestro imprimible gratuito. Lo he diseñado con todo el cariño, para que podáis elaborar vuestras listas para el campamento, junto a vuestros hijos. Espero que os guste y os resulte útil. Podéis descargarlo gratis desde aquí.

Antes de despedirme, os invito a conocer otros imprimibles gratis en nuestra sección de recursos creativos.

¡Gracias por estar ahí!

¡Besos creativos!

Pin It on Pinterest

Suscríbete y no te pierdas nada.

Recibe en tu email novedades, regalos y promociones exclusivas.

mailing by Mailrelay

You have Successfully Subscribed!