¿El chupete se ha convertido en el mejor amigo de tus hijos? ¿No se lo quieren quitar de la boca ni para comer, beber, jugar o hablar? Este es el caso de mi hijo Yago, y también, el de la protagonista del libro, del que os hablo hoy, Charlotte.

Hace meses, que quiero ir disminuyendo el tiempo que mi hijo Yago pasa con el chupete. Y no es por hacerle la puñeta, de verdad. Jamás haría algo por fastidiarle. Pero, el vicio que tiene con el chupete es exagerado. Imagínate, que a veces, me cuesta sudor y lágrimas, quitárselo incluso para comer. Mi intención es que lo utilice sólo para dormir, o cuando de verdad lo necesite para calmarse.
“Los chupetes de Charlotte”, de Fanny Joly y Fred Benaglia, narra una historia similar a la mía, pero mucho más exagerada. Charlotte, es una niña que vive rodeada de chupetes. No se los quita nunca. Los utiliza para todo: para hablar, comer, lavarse, jugar, e incluso, durante el tiempo que pasa en el colegio o en el parque.
Los chupetes de Charlotte

 

Los chupetes de Charlotte

 

La familia de Charlotte,  ya no sabe qué hacer para que la niña deje el chupete. Así que, hacen todo tipo de pruebas. Su abuelo, coge todos los chupetes mientras Charlotte duerme, y los coloca sobre sus plantas. Su hermana se hace un collar con todos ellos. Su hermano los usa de tirachinas. Su abuela los mete incluso en botes rellenos de vinagre. Y su madre le dibuja unos dientes horribles a Charlotte en un papel, para que vea cómo se le pueden quedar los suyos, si sigue utilizando el chupete a todas horas. Pero… ninguna de las ideas funciona. En todos los casos, Charlotte vuelve a las andadas.
Los chupetes de Charlotte

 

Hasta que un día…su familia tiene una gran idea, y con ella consiguen un milagro: que la pequeña deje por fin el chupete.
  • ¿Cómo lo hacen?
Cuando Charlotte quiere jugar con su familia, se encuentra con una sorpresa. ¡Todos tienen un chupete en la boca! La niña les pregunta a cada uno de ellos: <<¿Quieres chugar conmigo?>>. “Chugar” significa “jugar”. Pero como Charlotte habla con el chupete en la boca, en la mayoría de las palabras, no se entiende bien lo que dice. Ante la pregunta que les ha formulado la niña, su familia responde: <<¡No!¡Echtoy con el chupete!>>.
Los chupetes de Charlotte

 

Al día siguiente, Charlotte se va al colegio y deja los chupetes bajo su almohada. Cuando regresa, ya no los necesita, e incluso se inventa una canción: <<La archiduquesa Charlotte lo pasa de rechupete, sin tener que usar chupetes>>.

Los chupetes de Charlotte

 

“Los chupetes de Charlotte” es un libro super útil si estás en esa fase de querer quitar el chupete a tu hijo o al menos limitar el tiempo de uso, como es mi caso. Hoy lo he recibido y aún no lo he probado con Yago. Pero, en unas semanas te cuento, porque mi intención es que lo leamos juntos. ¿Cuál será el resultado? No lo sé. Pero, te prometo que volveré aquí para contártelo. 
Con respecto al texto empleado en este libro, es claro, sencillo y fácil de leer y comprender. Además, esto se ve reforzado por las ilustraciones. A veces, con tan sólo observar la imagen, ya se sabe cuál es la situación que se plantea. Por tanto, creo que se es ideal para leerlo con los peques.
“Los chupetes de Charlotte” es una lectura de SM, recomendada para niñas y niños de 2 a 5 años. Es un libro de pastas duras (encuadernación en cartoné) y de páginas en papel. El precio más económico que he encontrado es de 12,30€, en Ámazon.  Yo te lo recomiendo si estás intentando retirar el chupete a tus hijos. Es muy divertido.
Por último, te invito a darte un paseo por nuestra sección de lectura, para que conozcas otras reseñas de literatura infantil, y descubras por qué #Nosgustaleer.
Espero que te haya gustado el post de hoy.
¡Un saludo!

 

Pin It on Pinterest