Protejámonos del Sol correctamente: la importancia de los rayos UVB

 

¿Qué sabemos del sol, con respecto a nuestra piel y a la de nuestros hijos? ¿Qué componentes debe tener una crema fotoprotectora? ¿Conocemos los efectos de los rayos UVA y UVB en nuestro organismo?Con la llegada de la primavera, y sobre todo del verano, hay que tener mucho cuidado con el sol. Y aunque, todos debemos echarnos crema protectora, la piel de nuestros hijos, y en especial, la de los bebés, es la más vulnerable. Así que… ¡Cuidado y atentos a lo que sigue!

En la última consulta con la pediatra, hace una semana, como ya empezamos a tener días de mucho calor, le pregunté sobre qué tipo de crema protectora comprarle a mi hijo. Mi bebé acaba de cumplir ahora un año.
La pediatra me contó que justo, hace poco,  había asistido a una conferencia sobre fotoprotección, y que las últimas investigaciones traían algunas novedades relevantes. Por eso,  me decidí  a escribir este post. Me parecía que el tema era lo suficientemente importante, como para compartir esta información con los demás.
Además de escoger una crema con un factor de protección alto (50 como mínimo), y que proteja de los rayos UVA, ahora también debe incluir filtros contra los UVB. Al parecer, éstos últimos son más dañinos que los primeros.

 

Los rayos UVA y UVB:
El Sol emite  radiaciones ultravioleta (UV), con diferente longitud de onda. Hoy sólo hablaremos de dos tipos: los rayos UVA y UVB.
Los rayos UVA  se asocian al daño de la piel a largo plazo. Provocan arrugas, la aparición de manchas y el envejecimiento en las células de la piel. Como alcanzan totalmente la superficie terrestre, los rayos UVA broncean rápidamente y penetran hasta las capas más profundas de la dermis. Allí es donde se generan los radicales libres, que son los causantes de las arrugas, el envejecimiento de la piel y las manchas.
Los rayos UVB penetran en la capa terrestre en menor proporción que los UVA, pero son más reflectantes y dañinos. Producen quemaduras, y además, son depresores de nuestro sistema inmune, sobre todo, si la exposición a los mismos es prolongada.
Los rayos UVC no los vamos a tratar aquí, porque están fuera de nuestra atmósfera, y por este motivo, no son peligrosos para nosotros. 

 

La opinión de la Asociación Española contra el cáncer (AECC):
Según la AECC, el sol tiene una gran importancia para la salud. Dependiendo de las características de la persona y del tiempo de exposición a sus radiaciones, las repercusiones en el organismo pueden  ser positivas o negativas.
Como aspecto positivo, según la AECC, el sol favorece la producción de vitamina D, necesaria para metabolizar el calcio y evitar el raquitismo. Esta enfermedad, afecta fundamentalmente a los niños, y se  caracteriza por la deformación de los huesos.
Como aspectos negativos, según la AECC,  estarían  los siguientes:  – Las  quemaduras solares.

– El bronceado.
– La hiperqueratosis o engrosamiento de la piel.
– El fotoenvejecimiento, o envejecimiento prematuro de la piel (piel áspera, sin elasticidad, líneas de las arrugas gruesas, manchas, derrames capilares…).
– Alteraciones de la pigmentación: hipercromías (aumento de la pigmentación), entre las que se encuentran las pecas, los lunares y los melasmas (manchas oscuras de bordes poco definidos, de aparición frecuente durante el embarazo).
– Por último, cáncer de piel, relacionado con la exposición al sol en el 90% de los casos. Hoy día, según la AECC, se sabe que, el número, frecuencia e intensidad de las exposiciones solares en nuestra infancia y adolescencia está muy relacionado con ésto.

 

Hasta aquí la opinión de la AECC, de la que podéis ampliar información en el siguiente enlace:
https://www.aecc.es/SobreElCancer/Prevencion/elsol/Paginas/laimportanciadelsol.aspx
Muy importante y a tener en cuenta.
Desde “La fábrica de los peques” no quiero, ni mucho menos, crear alarma con este post. Simplemente, compartir una información importante para tod@s, y transmitir el mensaje de que debemos exponernos al sol con cabeza, y comprar las cremas solares con criterio.
Protectores solares y otras recomendaciones:
 
                                    
Después de contar con toda la información, he comprado una crema que tiene, entre otros, los componentes recomendados. He tapado la marca, para no condicionar a nadie. Además, esto no es algo relevante. Pues, como me dijo la pediatra, y coincido con ella, lo importante no es la marca, sino la composición. La crema ha de tener lo esencial para protegernos.
A continuación, os doy una serie de recomendaciones importantes sobre las cremas solares, sobre y cuándo y cómo debemos aplicarlas. Espero que os resulten útiles:

– Utiliza protectores solares que contengan filtros frente a los rayos UVA y UVB.
– Usa un factor de protección 50, como mínimo.
– Debemos echarnos una cantidad suficiente de crema, que cubra toda la superficie corporal.
– Es conveniente aplicar los productos solares con la piel seca, pues si está mojada, las gotas funcionan como una lupa y aumentan el riesgo de quemaduras.
– Debemos aplicarnos la crema protectora 30 minutos antes de exponernos al sol.
– Durante la exposición, debemos volver a aplicarnos la crema protectora después de cada baño prolongado (más de 20 minutos) o cada dos horas.
– Es importante usar cremas protectoras resistentes al agua, para mantener su efecto mientras nos damos un chapuzón.

Espero que nuestro post te haya resultado interesante. Así que, te animo a disfrutar de la primavera y del verano, pero con una buena crema protectora a mano. Tu piel y la de tus hijos te lo agradecerán.Te invito a visitar nuestra sección de maternidad, para que puedas leer otros contenidos de interés para tí.

¡Un saludo!

También puede interesarte...

Pin It on Pinterest

Suscríbete y no te pierdas nada.

Recibe en tu email novedades, regalos y promociones exclusivas.

mailing by Mailrelay

You have Successfully Subscribed!