¡Hola! Hoy me he mudado a “Sin Miedo al parto”, a visitar a Valle,  y a contarte una parte de mi maternidad, de la que no he sido capaz de hablar hasta hoy. Cuando leáis mi testimonio, entenderéis por qué he escogido este lugar para contarlo.
Tengo 34 años y un hijo precioso de 18 meses, que se llama Yago. Es la alegría de mi vida. Pero, mi experiencia con la maternidad no comienza con él, sino dos años antes. En junio de 2014, unos meses después de fallecer mi madre, me quedé embarazada. Y a partir de ahí, todo fue una carrera de obstáculos.
 
En ocasiones, la vida es muy injusta. Y para alcanzar nuestros sueños, en mi caso era ser madre, a veces tenemos que pasar mucho dolor y sufrimiento. Así que, os dejo con mi testimonio, que espero que ayude a muchas mujeres.
Como veréis a continuación, no he querido enfocarlo como un drama, sino que he preferido centrarme en la solución. Cuando conocí a Valle, y su proyecto “Sin miedo al parto” pensé que, a veces, la vida te pone delante a las personas que necesitas, en el momento adecuado. Confío en  que ella, experta y profesional en esta materia, pueda ayudar a  muchas mujeres que han vivido situaciones como la mía.
Por último, sólo os doy un consejo. Jamás tiréis la toalla. Y si estáis a punto de hacerlo, pedir ayuda. Aquí os dejo con esta parte de mi vida: “Una carrera de obstáculos con final feliz”

Si quieres conocer otros trucos y experiencias relacionados con el embarazo o la crianza, puedes visitar nuestra sección de maternidad creativa.

¡Un saludo y hasta pronto!

También puede interesarte...

Pin It on Pinterest

Suscríbete y no te pierdas nada.

Recibe en tu email novedades, regalos y promociones exclusivas.

mailing by Mailrelay

¡Te has suscrito correctamente!